sábado, 15 de julio de 2017

SUICIDIO: lo que nos duele reconocer.

" La serie POR TRECE RAZONES aborda el suicidio entre adolescentes que sufren acoso escolar y abre la puerta al debate sobre los motivos que lo desencadenan en edades tempranas".

"(............)" "Otro elemento espléndidamente reflejado en la serie es el conocido como "efecto túnel ".  Se produce en las personas que consideran el suicidio una salida a sus problemas: son incapaces de percibir señales de esperanza y centran su atención tan solo en aquellas que confirman la certeza de que su decisión es la única posibilidad. Hannah Baker, la protagonista, es incapaz de ver el mensaje positivo que claramente nos transmiten los guionistas de la serie cuando el bibliotecario que una vez le prestó atención, que mostró interés, incluso admiración, por sus poemas, le ofrece una salida digna a un futuro incierto, una salida realista, adecuada a sus intereses y habilidades.
El mismo día que Hannah consuma su decisión, esta persona le recuerda que él sigue a su disposición, pero ella pasa por su encuentro de puntillas. Ella se intenta demostrar a sí misma que nadie quiere ayudarla. Tras haber visto esta magnífica producción televisiva, me gustaría destacar que, si bien Hannah Baker es víctima del oprobio y la injusticia, ELLA NO SE QUEDA CORTA (las mayúsculas son mías), acusando directamente a una serie de personas de ser responsables más o menos directas de su decisión.
La terrible injusticia que comete esta chica en su desesperación no aolo es equiparable a la que ella misma sufre de manos de otros. EN ALGUNOS CASOS, LAS SUPERA ( las mayúsculas son mías).
En "las trece razones" que argumenta apunta a 13 personas a las que culpa de su trágico final. Algunas por acción, otras por omisión.
El suicidio como ejemplificador y aleccionador es un acto de un HEROÍSMO TAN BANAL que tan solo puede ser considerado DETESTABLE Y AGRESIVO. SIn duda hay dos o tres personajes que le causan un daño muy costoso de reparar, pero ella es la única que provoca un daño de VERDAD IRREPARABLE".  
                             LOLA MORÓN, psiquiatra y experta en neuropsiquiatría.
                             EL PAÍS SEMANAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario