miércoles, 30 de diciembre de 2015

CUENTO DE NAVIDAD III (HISTORIAS REALES)

Érase una vez una pareja de jóvenes que desarrollaban la misma profesión. A decir verdad, intentaban desarrollarla porque la crisis económica los había dejado prácticamente en el paro.
Los problemas agregaban discusiones antes inexistentes y la pareja iba de mal en peor.

En una reunión de colegas cocnocen a una joven que les propone un nuevo negocio que se podía extender a otros países. Empiezan y les va bien, muy bien. La economía viento en popa.
Lo que empezó como una relación laboral se transformó de a poco en un trío sentimental y deciden vivir juntos. Cada uno trabaja en una faceta del negocio, lo cual los mantiene demasiado ocupados como para que se generen fricciones.Viajan frecuentemente. Reconocen que funcionan mejor en la vida privada siendo tres que dos. 
A ello se agrega la indudable inteligencia emocional de los tres para que la cosa continúe armoniosamente.
Unos años más tarde deciden las dos mujeres tener un hijo...un hijo cada una con el mismo padre.(El hombre contento, claro, pero a la vez, asustado). Y la saga continúa.

Naturalmente los amigos y familiares veían aquéllo con los ojos desorbitados y auguraban los peores pronósticos imaginables. Exactamente igual que con una pareja convencional, agrego yo....(bueno, un poquito de ironía).
La buena noticia es que la relación continúa y los hijos han crecido aceptando plenamente una familia poco convencional. Y colorín colorado el cuento se ha acabado. 

martes, 29 de diciembre de 2015

HISTORIA DE NAVIDAD II (HISTORIAS REALES)

Un joven y una joven se enamoran. Eran MUY jóvenes, unos chiquillos en realidad. Empezaron a verse y a salir juntos. De sexo nada porque ella era muy estricta al respecto. Ella confiaba en él ciegamente, como suele ocurrir con los enamoramientos.

Una noche él la invita a dar una vuelta en su furgoneta. Se interna en un bosque oscuro como un laberinto con la intención de que ella perdiera la orientación y así tenerla a su merced. Se detiene e intenta forzarla pero ella lucha como una leona. Entonces él se enfada y la empuja fuera del vehículo, dejándola sola.
LA OSCURIDAD ERA TOTAL. Intenta orientarse a través de las lágrimas que la enceguecen todavía más. Camina y camina varias horas hasta que encuentra un galpón aparentemente abandonado y allí intenta refugiarse.
En ese momento alguien la asalta gritando por detrás. Era él que había vuelto. Ella se hace pis encima mientras él ríe a carcajadas.
CUARENTA AÑOS más tarde ella pasea feliz con sus nietos por un precioso bosque donde el sol se cuela por el espeso ramaje y las agujas de pino tapizan el suelo. Todos ríen mientras corretean. La armonía se puede palpar junto con el aroma primaveral.
De golpe ella sufre una inesperada taquicardia y un mareo la desequilibra, de tal modo que los niños se dan cuenta y alarmados le preguntan que qué le pasa. Pero la abuela ha enmudecido. Pálida y asustada intenta entender que le está pasando. De a poco se va reponiendo y le va restando importancia.
Varios días más tarde llega a su cerebro la verdad cegadora: ese lugar en el bosque era el lugar exacto donde hacía cuarenta años había tenido lugar el ignominioso suceso. SU CORAZÓN LO SUPO ANTES QUE SU CONSCIENCIA. Y lo más ignominioso fué que la presión social y familiar la obligó a casarse con ese joven que maduró en un hombre resentido....QUE LA SIGUIÓ MALTRATANDO HASTA EL DÍA DE HOY.  FINAL INFELIZ.

HISTORIA DE NAVIDAD I (HISTORIAS REALES)

NAVIDAD DEL 2015

En navidad la gente se reúne con familia, con amigos. Hay risas, abrazos, broncas, borracheras, besos.....de todo. Ya lo sabemos y estamos hartos de leer y oír al respecto más de lo mismo.
Para mí, por el contrario, es una gran ocasión para escuchar historias. Historias comunes de gente común. O sea, extraordinarias, si uno las mira con otros ojos y les agrega algo de sal y pimienta porque como dijo la madre de Gabriel García Márquez: "Yo no sé por qué a mi hijo le dan el premio Nobel de Literatura por contar la vida de los vecinos". Bueno, a mí no me van a dar ningún premio pero igual me gusta contar historias de mis conocidos y amigos, porque los vecinos no me dan pelota
Y aquí va uno que oí hace poco.
Había una vez un hombre de mediana edad que vivía hacía varios años con una mujer y el hijo de ella, fruto de una anterior relación. Las cosas no marchaban demasiado bien porque la mujer sobreprotegía al hijo de manera compulsiva y el hombre sufría por ello. Pero como no podía hacer nada, hizo lo que muchos hacemos en estos casos: SE ENFERMÓ. Y fué una clara somatización por el tipo de dolencia: crónica con períodos de reagudización. Eso lo tuvo en el hospital entrando y saliendo durante un año. Su vida se deterioraba y no sabía que hacer. Entonces decidió hacer un viaje solo. Se fué a otro país, del que ni siquiera conocía la lengua pero que era famoso por sus playas y su clima.
Él sabía que huía del dolor y la enfermedad pero no sabía con lo que se iba a encontrar. En su largo recorrido por esas tierras conoce por una increíble casualidad a una mujer con una gran personalidad, viajera e independiente, aunque no especialmente hermosa.
Ese hombre sufrido y hermético se enamora como un loco. SÍ, COMO UN LOCO. Flechazo en toda regla. Como nunca pensó que alguien podía enamorarse. En sólo 24 horas. Otras 24 horas le tomó volver a su país y comunicarle a su mujer que lo dejaba TODO: su país, sus negocios, su pareja para irse a vivir un gran amor. Y así lo hizo. Por suerte, fué correspondido. La enfermedad NUNCA VOLVIÓ, a pesar de los peores pronósticos. El amor echó a la enfermedad a los guantazos, por lo visto. ESTA ES UNA HISTORIA REAL y con final feliz.


AMORES CERCENADOS

"Esta es la historia de amor de un hombre de 40 años, que acaba de jubilarse y padece una grave enfermedad, y una joven de 25 que empieza a buscarse la vida. Se conocen durante unas vacaciones en Müritz, en la costa del mar Báltico.
Él es torpe e inseguro, complicado: escribe un diario desde nuy joven donde apunta observaciones como esta: ´"Soy una persona cerrada, callada, insociable y descontenta"
Ella, en cambio, es espontánea, natural, sencilla, abierta; trabaja en la colonia de vacaciones del Hogar del Pueblo Judío de Berlín. Se gustan cuando él la encuentra allí preparando un pescado, luego dan algunos paseos, se hacen carantoñas.
El hombre, que viajó a Müritz para recuperarse de su dolencia en casa de su hermana, empieza a barruntar que quizás no sea aún demasiado tarde, que acaso pueda entregarse por fin a una mujer sin tantas reservas, y que quizás esa mujer sea aquella joven jovial y atractiva. Empiezan a hacer planes. Vivirán en Berlín, donde siempre quiso instalarse.
En el libro LA GRANDEZA DE LA VIDA (Tusquets), Michael Kumpfmüller los sigue muy de cerca.............". "Son los años veinte del siglo pasado, han pasado cinco desde la Gran Guerra. Alemania se ha llenado de refugiados del Este y muchos son judíos. La inflación es brutal. Hay hambre, hay violencia, florece el antisemitismo".

El es FRANZ KAFKA, ella DORA DIAMANT.
"Kumpfmüller ha reconstruído el último año del escritor, de julio de 1923 al 3 de junio de 1924, cuando murió de tuberculosis. No quedan muchos rastros de ese período. Parte de los cuadernos y escritos de aquellos días los quemó la propia Diamant a petición de Kafka  y los que conservó se los quitaría la Gestapo. Kumpfmüller ha tenido la osadía de meterse en el interior de esa relación, con delicadeza y elelgancia, para atrapar lo que duró un suspiro. El desfío de Kafka de vivir con una mujer y su precipitado final al que lo arrastra la enfermedad".
Parte de un artículo publicado en EL PAÍS SEMANAL por José Andrés Rojo.
 

lunes, 21 de diciembre de 2015

UN AMOR POCO COMÚN

Hay algunas cosas a las que estamos tan acostumbrados que no nos damos cuenta que podrían ser diferentes y hasta mejores. Ahora me explico.
 Pero antes un cuentito muy, muy conocido, pero no por eso menos oportuno. Lo hago corto.
Había una vez un elefantito atado. Él quería librarse de sus ataduras pero por más que tiraba y tiraba la soga no se rompía. Y así creció, atado, hasta que llegó a adulto. Él seguía queriendo librarse y ahora hubiera podido hacerlo porque la cuerda era la misma, pero estaba absolutamente convencido de que NO PODÍA...ASÍ QUE NI SIQUIERA LO INTENTABA. Y colorín colorado, el cuento se ha acabado.
Ahora a lo que iba. Hoy dí el examen oral de cuarto año de alemán en la Escuela Oficial de Idiomas de España, en mi ciudad, Chiclana de la Frntera (Cádiz).
Mi compañera Toñi yo no tenemos ni idea de cómo pudo haber resultado nuestro examen...porque uno nunca sabe, como decía el principito mientras deshollinaba su volcán apagado.
Pero hay algo de lo que sí estoy segura. Tuvimos fluidez para las respuestas, entendimos al instante las preguntas de la profe y casi nos atropellábamos para contestar. Seguramente declinamos mal, a lo mejor un verbo no estaba en la posición correcta y el famoso orden dentro de una oración estaría alterado. Pero como nosotras estamos aprendiendo se presupone que cometemos errores...ERRORES
¡SÍ, ERRORES! ERRAR HUMANUM EST.¿Esta frase es cierta o errada? Errar es algo imperdonable para el profesorado de estas nobles y antiguas tierras. No me voy a extender en lo malo que es nuestro sistema educativo porque hay ya suficiente evidencia publicada de eso. Pero querría dejar claro que no me refiro a los profesores porque hay de todo, como en botica. Por ejemplo, las que me tocaron a mí en la escuela de idiomas de Chiclana son muy buenas. Yo hablo del método, de la pedagogía, de la filosofía aplicada al conocimiento.
 

En especial me refiero a una parte del problema: LA MOTIVACIÓN. ¿Habrán oído hablar de ella?
Yo creo que no. En odontología se usa mucho con niños...bueno, y con adultos a veces también.
LA MOTIVACIÓN es aquélla parte de la educación que da una razón convincente para seguir con el tratamiento, con el estudio, etc...El sistema no está diseñado para MOTIVAR...no se mira lo que se aprende, lo que se aprehende, los conceptos que se incorporan de manera escalonada...no, se mira lo que no entró, lo que falta y allí se hace hincapié. En principio es correcto que así se haga...el problema es CÓMO.
Y aquí viene el CÓMO. Se suele aplicar lo de "...si no quieres lentejas, dos platos". Si un niño es flojo en matemáticas, más caña por ahí. Pero no de manera constructiva sino más de lo mismo. Y, mientras tanto, ese niño pierde la oportunidad de volcarse a lo que le gusta, que, a lo mejor, son las letras y se termina desanimando, desmotivando y lo hace sólo por obligación. El peligro es que termina aborreciendo el estudio y se aleja tanto de lo que no le gusta como de lo que le gusta. UNA PÉRDIDA que ningún país se puede permitir.
Yo no digo que no deba tener conocimientos básicos de todo, pero el sistema educativo no es capaz, hoy por hoy, de rescatar a esas personas que tienen dificultades con algunas asignaturas. Y, en parte, a eso se debe el gran fracaso escolar. El conocido conflicto entre padres que defienden a su criatura y los profesores seguro que es un factor desmotivante, pero de los SUFRIDOS PROFESORES.
Lo digo con conocimiento de causa porque estoy estudiando dentro de este sistema y tengo un nieto de 15 años con el que comparto nuestras desilusiones educativas. 
La acumulación innecesaria de información olvidable le encanta a nuestros enseñantes. La cantidad ingente de tarea para la casa hace florecer a las academias particulares. Creo, además, que hay estudiantes tan extraordinarios que terminan sus estudios con éxito, A PESAR del sustema educativo.  

No estoy capacitada para discutir demasiado de esto con los que realmente saben del asunto. Sólo veo compañeros que aceptan estas reglas (como si no hubiera otras alternativas educativas) con verdadera resignación porque es como lo del elefantito. No conocen otra cosa y muchos de ellos, para mi SORPRESA defienden a sus verdugos a capa y espada. Pero yo sí conocí otro método, yo fuí instruída con otro sistema y luego fuí docente en la Universidad de Buenos Aires y allí aprendí mucho haciendo la carrera docente.
(Esta foto pertenece a la facultad de derecho de la UBA). Si algo nos enseñaron en la carrera docente es a no usar MALAS ARTES PARA EVALUAR, por ejemplo TRAMPITAS, AFIRMACIONES EQUÍVOCAS, ZANCADILLAS para pillar al alumno justo donde sabemos que es su punto débil, cuando debería ser al revés, sí, al revés, darle la oportunidad de que exprese con confianza lo que SABE.
Que aprenda a diferenciar  conocimientos importantes o básicos de otros accesorios o superfluos. NO EXIGIRLES ACUMULAR DATOS.
Un adecuado ejemplo de esto es el estudio de la HISTORIA, donde más que fechas y batallas sería importante averigüar sobre las causas y consecuencias de una guerra. En LITERATURA en lugar de nombres y más nombres de escritores del siglo de oro español, leer 1 (un) libro adecuado a la edad. Adquirir AMOR A LA LECTURA es más importante que saberse de memoria los apellidos.
Hacer síntesis, hablar en público, exponer un tema, desarrollar el espíritu crítico. Viniendo una vez de Reino Unido leí en el avión un artículo de una tendencia de cierto sector educativo inglés que sostenía que había que potenciar y estimular aquéllo que atraía al alumno y disminuir lo que lo aburría o le costaba. Exactamente al revés de lo que estamos acostumbrados a ver.

Y dejo para el final lo que considero más importante: ¿cómo se inyecta EL AMOR AL ESTUDIO, cómo se inocula EL AMOR AL CONOCIMIENTO? Aquél que se adquiere tempranamente o luego es muy difícil adquirirlo, ya que exige concentración y tenacidad. ¿Cómo se transmite LA SED DE COCNOCIMIENTOS? En mi vida eso pasó y yo me pregunto: ¿habrá tenido algo que ver que mi padre también padecía esta "enfermedad incurable"?. Yo no lo sé pero ese amor me acompañó a lo largo de toda mi vida y me sigue acompañando. Y no sólo me acompaña sino que además es mi refugio en los momentos desagradables de mi vida. Y en ese amor algo habrá tenido que ver el sistema educativo que tuve la suerte de recibir. SEGURO

sábado, 5 de diciembre de 2015

EL DUELO Y LA BOTELLA DE AGUA.

Había una vez una joven muy trabajadora, casada y con dos hijos. Esta joven tenía el nombre de una flor. Era de muy buen carácter, generosa y cariñosa. Una de esas personitas que van por el mundo sin demasiadas pretensiones pero que inteligentemente y sin alharacas progresa dentro de una sociedad que no es la suya, ya que es inmigrante.
Jamás protesta pero se sabe dar su lugar con actos llenos de humildad y firmeza, combinados ambos en las dosis exactas. Estaba ella trabajando en la casa de otra joven madre, que se encontraba muy deprimida. Un día no pudo más y se suicidó.
Esta muerte fue un golpe terrible para la joven con nombre de flor y no podía reponerse de la brutal impresión que le produjo. Cumplía con sus obligaciones como siempre, pero como una autómata, sin poder alejar de su corazón la tristeza y el dolor. Pasaban los días y la cosa no mejoraba. Parecía haberse convertido en una obsesión.
Sin saber qué hacer decidió recurrir a una persona casi desconocida, pero que le inspiraba confianza. No era un profesional de la salud ni nada parecido aunque su mirada y su persuasión la convertían en alguien muy especial.
Le pidió que sostuviera una botella de agua y empezó a decir unas palabras ininteligibles, repetidas como un mantra o como una oración. Ese informal ritual duró bastante tiempo hasta que, cuando por fin terminó, le dijo a la joven con nombre de flor que tirara esa agua en cualquier charca o en el mar. Así lo hizo y el dolor se fue apagando hasta desaparecer por completo. El poder curativo de las palabras es, muchas veces, inimaginable.
Esta historia es real.
Y ahora yo me imagino que hubiera pasado si esta mujercita luchadora hubiera ido al médico de la seguridad social. La hubiera medicado, casi con seguridad. No creo que los médicos de cabecera tengan tiempo ni ganas de hablar mucho con sus pacientes y menos con una botella de agua de por medio, que, a buen seguro, no tiene ningún poder curativo contrastado.
¿Y si hubiera ido a un psicólogo de la seguridad social? (Hasta conseguir cita ya se hubiera curado sola) Le habría preguntado por su vida, su niñez, sus padres, su marido, sus hijos, etc.  Probablemente primero la hubiera mandado a un psiquíatra, quien le hubiera recetado algún psicofármaco...porque para eso están.
Con esto no quiero desvalorizar a nuestros sufridos profesionales de la salud, de ninguna manera, ellos salvan muchísimas vidas TODOS LOS DÍAS. Sólo dejo constancia de que las palabras justas de una persona que escucha el dolor de otra y un placebo cualquiera pueden obrar lo que parecería un milagro. Ya no aceptamos el duelo como algo que se elabora con el paso del tiempo y nos precipitamos a la farmacología. Ya no aceptamos que cuando toca sufrir y llorar, hay que sufrir y llorar hasta el fondo y sin atenuantes para lograr cicatrizar, para dar tiempo a ACEPTAR. Ya volverán luego los pensamientos positivos.
Antiguamente estos pesares del alma los arreglaban los familiares, vecinos y amigos con su presencia...pero sobre todo, lo arreglaba EL TIEMPO. No se medicaba a nadie (salvo casos muy graves) y tampoco tenían, por esta razón, los efectos secundarios. Y más si se mezclan con alcohol.
Me da la impresión que la medicina sintomática a veces actúa demasiado rápido y protocolariamente en casos como éstos. No he visto a nadie que salga de cualquier consulta sin su receta de marras. Y, además, a veces el propio paciente dice: "Pero bueno, ¿no me va a dar nada?". como si fuera absolutamente necesario medicar SIEMPRE. Muy rentable para los laboratorios farmacéuticos pero no siempre conveniente para el enfermo, sobre todo por el gran problema que los fármacos tienen: los EFECTOS SECUNDARIOS, que, en teoría, podrían originar otras enfermedades. Por eso las malas lenguas dicen que los medicamentos a veces nos enferman para después poder curarnos......... Buen negocio.

WARREN BUFFETT HABLA CLARO

"Mientras las clases media y baja luchan por nosotros en Afganistán, mientras los norteamericanos pelean por ganarse la vida, NOSOTROS, LOS MEGARRICOS, continuamos teniendo exenciones fiscales extraordinarias". Warren Buffett, New York Times.

EL PAPA HABLA CLARO.

"En la historia hemos visto muchas veces que un país con las cuentas que van mal decide hacer la guerra y así arregla su economía. LA GUERRA ES UN NEGOCIO."
"Hay toda una red de intereses tras la cual está el dinero o el poder. Desde hace años asistimos a una guerra mundial por CAPÍTULOS y cada vez los episodios son más grandes". El Papa Francisco.